Combate de Chicanoma

COMBATE DE CHICANOMA
11 DE NOVIEMBRE DE 1809

Una vez ocupada La Paz, por las fuerzas realistas, el General Goyeneche se ocupó de restablecer el Gobierno del Rey, aterrando con sus crueldades y tremendos castigos a los habitantes de esa heroica ciudad.

El 30 de octubre de 1809 destacó una División de 500 hombres al partido de Yungas, al mando del Coronel don Domingo Tristán, con orden terminante de perseguir sin descanso a Murillo, Castro, Lanza y demás patriotas y exterminarlos en seguida. En refuerzo de Tristán salió otra columna de 300 soldados, a las órdenes del Coronel Basa Goitia, con iguales instrucciones.

El 10 de noviembre tuvieron los jefes realistas aviso de que los patriotas se habían posesionado en Chicanoma, y en el momento se dirigieron a ese lugar.

El 11 se avistaron ambas fuerzas y Tristán intimó a Castro entregue las armas y se rinda a discreción, con todo su comando. Castro contestó al jefe realista: “He de rendir las armas con la vida antes de entregarlas.”

En el momento los patriotas fueron acometidos por las tropas reales. Mal organizados no pudieron resistir el empuje de sus aguerridos adversarios y después de una ruda lucha, la victoria se declaró por los peninsulares. Las tropas patriotas se dispersaron por diferentes direcciones, y perseguidos con tesón por los realistas, no hallaron cuartel los que cayeron a sus manos.

Los caudillos don Gabriel Antonio Castro y don Victorio Lanza, tomados en el río Totorani, allí mismo fueron degollados por orden de Tristán, quien mandó sus ensangrentadas cabezas a La Paz, como trofeo de su victoria y alhagador presente al General Goyeneche.

Sabido es lo que después pasó en La Paz, donde el 26 de enero de 1810, los promotores del movimiento revolucionario del 16 de julio, pagaron en la horca su amor a la causa sagrada de la libertad de su patria.
Junio 27 de 1912.

Fuente: Batallas de la Guerra de la Independencia Altoperuana

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada