El corneta Mamani

El Sgto. Mús. Pascual Mariano Mamani, nacio en uno de los villorios del departamento de Oruro, cuyo lugar exacto aun no ha sido determinado pero se sabe que desde su niñez se incorporo a una de las bandas militares acantonadas en aquella ciudad.

A raiz de la invasión chilena de 1879, el corneta Mamaní marcho a la guerra junto al batallón Dalence como Corneta de Ordenes. El ejercito Chileno ocupaba el cerro de San Francisco, llegaron los batallones aliados "Illimani", "Dalence" y "Zepita" (peruano)  a sus cercanias, donde descargaron sus vituallas , cuando los jefes discutían sobre sí se debía dar o no la batalla, las avanzadas aliadas suscitaron una rigurosa refriega con la artilleria chilena. Los jefes Espinar peruano  y Ramón Gonzales boliviano , a la cabeza de sus soldados , desalojaron de sus posiciones al enemigo por dos veces consecutivas tomandoles sus cañones; fue entonces cuando el corneta Mamaní niño aun (16 años) supo brillar altivo y fiero, montado en uno de los cañones tomados al adversario,  tocaba su clarín pidiendo refuerzos para completar la victoria parcial obtenida por los aliados.

El corneta Mamani con el Kepí tirado hacia la nuca y los negros y toscos cabellos en desorden, con la frente sudorosa , los ojos chispeantes, los carrillos inflados , tocaba su clarín de guerra con singular arrojo y serena altivez llamando al ataque para conquistar el objetivo . Hasta que al fín una rafaga de fuego enemigo acalló para siempre las notas del heroico corneta aimara, quien antes de  cumplir 10 años de edad  ingresó al cuartel donde aprendio a tocar el clarín sufriendo castigos y reprimendas  del Director de la banda militar; hasta que llego la hora de marchar al campo de honor y cumplir con la cita historica en la batalla de San Francisco  tras cuya acción ingresaría a la galeria de héroes nacionales como un elegido más de la gloria.

Los pueblos en todas partes y en todas las guerras tienen necesidad de conocer los actos heroicos de sus hombres y ellos sirven para levantar y fortalecer la moral de sus Ejercitos y del pueblo.
La vida heroica de Mariano Mamani merece la mayor gratitud porque es modelo de virtudes heroicas, aprendio en el cuartel "la audacia sabia y la osadía inteligente".

Es extraordinario el caudal espiritual que encierra para el soldado boliviano el saber que sacrifica su vida legendariamente por su Patria.

Ser heroico no es una acción común en la guerra de posiciones lo heroico es algo que sobrepasa la esfera de los valiente, es el resorte de unos pocos  donde no prevalece el espíritu de conservación , sino que éste
ha sido eliminado en bien de la Patria.

0 comentarios:

Publicar un comentario