Bartolina Sisa

Era la esposa de Tupaj Katari, nacio en Sapahaqui el 24 de agosto de 1750.
El nombre de esta horoína  esta ligado estrechamente a las paginas más brillantes de la historia de la ciudad de La Paz, en lo referente al cerco que sufrio de parte de los nativos en contra de los españoles, siendo la vida de esta mujer sencilla, un poema de heroismo en busca de Libertad para sus hermanos de raza, quienes padecian una tremenda opresión desde la conquista de Ameria por parte de los españoles.

Bartolina cuyo oficio era de lavandera, junto a su esposo Julian Apaza (Tupaj Katari), supo levantar en alto el pendon de los espitirus  grandes llegando a ser un luminoso simbolo de liberación de la Patria la cual apago su vida en el martirio.

Su agitada vida, unida a la rebelión de los hermanos Katari, perseguidos constantemente por los españoles, le hizo vivir una existencia de lucha en medio de grandes sin sabores, de dolores, em medio del chasquido de las hondas y los arcabuzazos de los colonizadores
.
El cerco de ella y su esposo como jefes junto a miles de indigenas , hicieron a La Paz, duro meses, hasta que los habitantes de la ciudad dieron fin con sus magras provisiones, muriendo de hambre muchos de aquellos que no lo hicieron por efecto de las piedras y las macanas.

El gobernador español de La Paz, Segurola, desesperado por el acecho, por el hambre y la angustia constante de las incursiones enemigas, se dirigio a El Alto donde con un audaz golpe logró capturar a la valiente Bartolina y a su Estado Mayor.

De nada valieron las embajadas enviadas por Katari para que Segurola soltara al Lider femenino, sino que primo más en su desicion un deseo de escarmiento, siendo sometida a juicio y sentenciada a muerte . La llevaron al patíbulo, levantado en la Plaza de la ciudad , y ahi murieron sus ansias de libertad, junto a otros de sus compañeros.

La sentencia de muerte nos muestra la crueldad con la que fue pensada:

"a Bartolina Sisa, mujer del feróz Julián Apaza o Tupaj Katari, en pena de suplicio  y que sacada del cuartel a la Plaza Mayor por su circunferencia, atada a la cola de un caballo  con una soga de esparto  al cuello,  una corona de cuero y plumas, sea conducida a la horca  y se ponga pendientes de ella hasta que naturalmente muera y despues, su cabeza  y sus manos sean colgados  en picotas con el rotulo correspondiente y se fijen para escarmiento, en los lugares de Cruzpata y sucesivamente despues de días, se conduzca su cabeza a los pueblos de Ayo Ayo y Sapahaqui.
Su domicilio y origen quedan en la provincia de Sicasica, donde se ordena que se queme  despues de tiempo, y se arroje las cenizas al aire."
[5 de septiembre de 1782]

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada